Ver todos
  • Escrito por Alejandra Bolaños
  • Rol en Mixen: Diseño y redes sociales

Al mal tiempo, buena música.

Todos tenemos días en los que la creatividad no se despierta junto con nuestra alarma en las mañanas, o se queda en el tupper después de la hora de comida y necesitamos reiniciarla. Para estos días no hay mejor manera de despertarla que con música; ¡la música lo cura todo!

Primero que nada, cuando se trabaja en lugares ruidosos (en mi caso es todo un piso lleno de cubículos con diferentes empresas sin separación de una pared o puerta) nuestra energía se gasta al doble, ya que nuestro cerebro trabaja más, intentando procesar los datos que se necesitan para concentrarse mientras los separa de el ruido.

Y en segunda, el ruido genera estrés. El consejo mas útil que te puedo dar y que me sirve todo el tiempo es escuchar música. La música lo arregla TODO, hay música para toda ocasión y aplica en todo momento para la oficina.

Para una persona tan ansiosa como yo no hay nada que disfrute más que desconectarme del mundo con una buena canción, esto ayuda a mantenerte calmado y concentrado, evitando ruidos o información innecesaria de tu alrededor.

En realidad, existen estudios que demuestran que las personas que realizan tareas escuchando música son más productivas y generan menos errores. Además, ¡tus compañeros te lo agradecerán! Porque quien no se pone de buenas escuchando su canción favorita de luismi o con playlist que hace tiempo no escuchabas.

Pero siempre trata de escuchar música conocida (al menos cuando en verdad necesitas 100% de concentración) ya que puedes distraerte con música nueva y lo que tratamos de evitar es divagar en otras cosas.

La música en todo momento es buena, pero en la oficina de verdad puede marcar una gran diferencia, ¡notarás que el tiempo se pasará volando!